Trans-Siberiano: Día 1. De Moscú a Suzdal.

Kremlin (Suzdal)

Tras un fin de semana en Moscú con mi amigo el periodista Antonio Navarro, el lunes cogí mi primer tren en la ruta del tran-siberiano.

Mi ruta es la línea roja de este mapa

En Moscú tuve tiempo de ver la momia de Lenin y repasar algunos sitios emblemáticos (Plaza Roja, Gorki Park) que ya visité en 2016. También hubo ocasión de vivir la noche moscovita (Soho rooms, Gipsy Bar, Pattiarchie) y algo de parque local cerca de Dinamo. El final del fin de semana fue, como no podía ser de otra forma, en un restaurante georgiano donde volvimos a comer más de la cuenta. Delicioso.

Como decía, el lunes cogí el primer tren (Moscú -> Vladimir, 90′) y desde Vladimir un bus a Suzdal, que es considerada una joya del Anillo Dorado de Moscú. El viaje fue muy bien, con un tren muy limpio y moderno (Wi-Fi, enchufes..). La llegada a Suzdal (45′ en bus local) fue sencilla, aunque al llegar a la estación hay que coger taxi ya que el centro queda a unos 20′. Una vez dejadas los bártulos en el hotel visité la ciudad.

Comí unos pelmeny regados con kvas en el Chasnaya, cerca del Kremlin. Luego visité éste y di un paseo a ver el resto de la ciudad.

Lenin, presente

Suzdal es un lugar muy turístico en Rusia, aunque no se nota al menos ahora en verano (grupos de turistas chinos aparte). Hoy martes he dado el último paseo y me he avituallado (chacina, tomates, pan, fruta, agua, sopas de sobre y, claro, vodka) para mi primer viaje en coche-cama: Vladimir->Perm: 16 horas. La distancia es tal (1227 kms) que la diferencia horaria es de 2 horas. Cuando llegue a Vladivostok en dos semanas la diferencia será de 10 horas.

Advertisements

Protected: Brussels: On arrival tips

This content is password protected. To view it please enter your password below:

Consejos breves para Atenas

Para comer a mí me gustó mucho un pequeño restaurante aque está junto al Mercado Central en un bajo (semi-sótano) aquí: http://goo.gl/maps/Z67uW La comida cambia cada día según lo que compre el dueño en el mercado y no hay menú, el hombre te pone lo que le da la gana y luego te dice un precio dependiendo de los platos que hayas comido y del vino.
 De paso pueden comprar yogur tradicional al peso muy rico en el mercado de enfrente.

Para visitar, aparte de lo típico, el barrio de Exarhia tiene su fama por ser el epicentro de los grupos de izquierdas. Tomarte un gyros en uno de los sitios de la plaza con una birra comprada en el kiosko era uno de mis pequeños placeres.

También por allí hay un restaurante muy barato. Está en  la calle Charilaou Trikoupi. No me acuerdo del nombre y no lo encuentro en el mapa pero si andan por allí lo verán. Es uno que hace esquina, tiene mesas fuera (verá muchos jóvenes) y es bastante estrecho. Comida excelente y muy buenos precios.

Una vez comidos recomiendo una visita al monte Likavitos, también en Exarhia (o quizá antes de comer, porque hay que andar bastante). Las visitas son increíbles!!!

El Gyros más grande (y quizá más rico y barato) está en el barrio de Gazi. Tampoco soy capaz de encontrarlo pero lo verá porque está siempre lleno de gente y creo recordar que tenía un letrero grande con un gyros.

Consejos para Venecia

Venecia se disfruta nada más de patearla y patearla. Eso es su mejor oferta. Lo peor, como te podrás imaginar, es la jartá de turistas que hay a cada paso. Lo bueno es que, como en todo el mundo, se suelen concentrar en los sitios más típicos y rehúsan el callejeo aleatorio, que es lo que te recomendaría que hicieras.

Islas: Lo de ir a Lido está bien si entre los que vayáis hacéis una media de 80 años y vuestras declaraciones de la renta os salen a pagar cantidades de 7 o más cifras. Aparte de la playa (y no vas a ir a ver playas a Venecia…) no merece la pena.  De las islas de Murano, Burano y otras con la misma rima visité sólo Burano y estuvo bien, sobre todo si pasas del rollo de los cristaleros y vas a alguna taberna a tomar un café y ver ambiente veneciano de verdad.

-Aparte de los pocos sitios que te recomiendo abajo no pisaría ninguno sin referencias personales. El timo al turista en la región de Venetto no es una posibilidad trágica sino una tradición familiar sagrada. A lo cual añado una pega: Me cuesta mucho recordar un supermercado o tienda “normal” en Venezia (aunque las hay). En Lido están en la calle principal pero en Venecia están escondidas. Así que a menos que comas postales con mayonesa o bocadillo de máscaras de carnaval te recomiendo meter chacina variada en la mochila para los bocatas. Si no, con tomar algo en los sitios que os recomiendo vais que chutáis porque tampoco vais muchos días como pa jartaros de ellos.

Aunque durante mi estancia allí no salí tanto de Lido (donde estaba mi casa y la universidad) como quisiera, sí os puedo recomendar algunos sitios para ver/comer. El campo de santa margherita es la zona más juvenil de Venecia. En la misma plaza hay una pizzería pequeña que vende para llevar, que NO es un restaurante para guiris (no tiene sitio para sentarse dentro ni fuera), y que tiene buen precio y las pizzas están ricas. La reconocerás porque es la única con esas características en esa plaza. Mi recomendación es que os pilléis una pizza y a comer en los bancos que hay enfrente. . Estando en esa plaza, y mirando de frente a la pizzería, hay un pequeño callejón a la derecha que tiene una taberna pequeña con buenas “tapas” y vinos a precio razonable. La reconocerás porque verás muchos venecianos y estará petada dentro y fuera. Para una cena más “romántica” y en condiciones, la opción que recomendaban muchos compañeros del máster se llama “Paradiso Perduto”: http://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g187870-d2102004-Reviews-Paradiso_Perduto-Venice_Veneto.html . Yo fuí allí sólo cuando nos graduamos y la verdad es que comimos bastante bien y a buen precio. Está en un barrio muy veneciano y os vendría bien dar un paseo por allí antes de la cena. Quizá haga falta reserva así que preguntad. Lo mejor de allí es la pasta con calamares en su tinta o con otros tipos de pescado/marisco.

Frente a la gondola, el traghetto: Supongo que muchos no estaréis motivados por la estafa de lo de la góndola, pero a la vez os gustaría montaros en una. La opción local y económica es el traghetto, que es la forma de cruzar ciertas partes de ciertos canales de Venecia. Vale 50 céntimos y os dará la experiencia de la góndola sin la estafa de la misma y con un sabor más indígena. La única vez que lo hice me llevó una amiga así que tendréis que preguntar en el hotel o algún veneciano. Merece la pena.

Otro barrio poco frecuentado por guiris es el guetto de Venecia: http://www.veneziasi.it/it/itinerari-storici-venezia/il-ghetto-ebraico-venezia.html . Por ahí hay muchas tabernas locales en las que me han dicho que se pueden comer bien pero no conozco ninguna de primera mano. Aquí el consejo es el mismo que para toda Venecia: donde se escuche a la gente hablando italiano y esté lleno, pa dentro. Otra cosa imperdible es el momento del aperitivo, que es el tapeo/ beber vino antes del almuerzo. De la lista que viene en esta web os recomiendo el que se llama “Al Ponte”, al que es fácil llegar y se come y se bebe a buen precio. Si vais a echar varios días podéis hacer visitas de un día a Verona, Padova y otros sitios que estén cerca en tren. Los trenes funcionan bien allí. Ojo, tenéis que picar el billete ANTES de montaros en unas maquinas que hay en los andenes.

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑