Receta para una Transición incompleta (para 40 millones de personas, o más)

Riegue la sartén con aceite de colza, añada una Banca fiel al poder, un sucesor del dictador y una pizca de referéndums (para dar sabor democrático). Rehogue ésto con mandos policiales y militares que tenga en el frigo a punto de pudrirse (si tienen hongos no pasa nada, valen igual). Compre socialdemocracia alemana y triture con ella los partidos de izquierda, recicle de la basura los fascistas en “demócratas de toda la vida” y una al guiso. Una vez hecho ésto, macere durante unos años y ponga para decorar una bandera europea, que viste bien, aunque no cambia el sabor.